3 Malas Prácticas Que Te Llevan a Fracasar En Tu Negocio Online

¿Por qué fracasas en tu Negocio en Internet?

Si eres un emprendedor online y continuamente estás encontrando dificultades, y no consigues despegar, es posible que sea porque estás aplicando mal algunas reglas del marketing.

Hay en concreto 3 Prácticas que casi todo el  mundo aplica, por supuesto, sin resultados.

En este artículo, y en el vídeo podrás comprobar si tú lo estás haciendo, y tras verlo, con un simple cambio que hagas, los resultados de tu empresa comenzarán a cambiar.

¡¡Vamos a ello!!

Hasta ahora, todo el mundo está haciendo el mismo marketing, un marketing directo, por el cual, nada más conocer a una persona, un profesional o empresa, lo primero que hace es venderte algo. Es un mal entendido marketing directo en verdad.

Imagínate que entras en un bar, ves una chica (o un chico), y le dices, “Hola, ¿te vienes a mi casa?”

¿Qué crees que contestará?

Probablemente te tome por alguien no muy normal… demasiado directo...

Por eso necesitas saber la primera clave:

Clave 1: No utilices el marketing directo, sino el MARKETING SECUENCIAL.

Sí. El marketing secuencial es aquel en el que entras suavemente a la persona.

Ahora, ponte en la misma situación de antes.

Entras en el bar, miras a la chica, luego le miras a los ojos, sonríes, quizá un roce inocente… una conversación… es como seguir lo que se llaman las 12 Fases de la Intimidad.

En ellas vas accediendo poco a poco, acercándote, pero no directamente, sino suave.

En el caso del marketing no son 12 fases pero puedes comenzar por 3:

Fase 1: Oferta Gratuita (es como mirar a los ojos a la chica)

Fase 2: Oferta de Entrada (aquí ya le damos la mano)

Fase 3: Oferta Principal (viene la invitación a cenar)

De esa manera, tu cliente te va conociendo y sabe quién eres, no se siente abrumado por tu oferta, ni incómodo. Y ve que eres una persona. De ahí la siguiente clave:

Clave 2: No hables de B&B (de Business to Business), sino de HUMANO a HUMANO

No te olvides que vender algo a alguien es una relación personal, no es negocio. Las personas confían en ti.

No te saltes las fases de la secuencia ni seas agresivo. Respeta el tiempo de las personas.

Haz que te conozcan y sé natural.

Clave 3: No intentes sacar el máximo provecho de tu cliente sino dale a él el MÁXIMO RESULTADO

Cuando un cliente entra en un embudo de marketing, los emprendedores quieren venderle todo, ¡lo máximo posible!

Y a menudo buscan cómo sacar el máximo dinero de este cliente fiel.

Error.

Si tú te enfocas en que tu cliente obtenga el máximo resultado en sus productos, en sus servicios, el dinero, simplemente, te vendrá solo.

Tienes que ayudarles a conseguir pasar al siguiente nivel para ellos.

 

Estas son las reglas que utilizo en mi negocio, y que hacen que sea realmente próspero.

Ahora puedes ver el vídeo, compártelo si lo deseas o también puedes contarme qué te interesa escribiéndome a soporte@hazte-oir.com

¡Disfruta y haz disfrutar!

 

Ex-Policía transformado en Emprendedor en 2012, autor de 3 libros best seller, y Workaholic 100% obsesionado con la oratoria y el arte de hablar en público 😉