¿Qué son las Dinámicas de Grupo y cómo pueden Cambiar la Energía de la Sala?

Imagínate, vas a dar una charla, sobre el tema que sea, y te encuentras con un público aletargado, poco participativo, mirando el reloj….

Puedes hacer dos cosas:

  • Una, soltar la charla y marcharte a tu casa una vez que has terminado.
  • Dos, subir la Energía de la sala.

No creo que te guste mucho la primera opción, sobre todo, si te dedicas profesionalmente a esto y “pretendes”, en algún momento de la charla, ofrecer algún tipo de producto o servicio.

Por lo tanto, lo que tienes que hacer es subir la Energía, o al menos, cambiarla.

Eso se consigue con las Dinámicas de grupo. Pero ¿qué son exactamente?

En el Programa Hazte Oír, Sara Duarte, coach y trainer, explica muy bien cómo hacer las dinámicas para que las personas que asisten a tus conferencias, estén atentas, participen, y al final, se lleven una buena sensación, que de eso se trata. Ya no tanto de vender, sino de que la persona que asiste esté feliz de haber ido, que se lleve un valor. Y todo ello, si al final lleva a una compra, será estupendo. Pero si no compra, que se lleve una experiencia inolvidable.

Las dinámicas en realidad son metáforas para experimentar algo que quieres que aprenda la audiencia.

Te pongo un ejemplo (lo puedes escuchar también en el vídeo inferior). Imagina que estás dando una charla de crecimiento personal para personas de una empresa. Según te han comentado, no hay equipo, no hay unión entre ellas, están distantes.

Si tú das la charla, puedes hacer dinámicas de grupo, en la que todos tengan que colaborar, y creen unión. Y también puedes hacer la dinámica de ponerse -literalmente- en los zapatos del otro. Puedes ponerles un vídeo, pero realmente cuando lo sentirán será cuando se tengan que descalzar y cambiarse los zapatos.

Además de que la energía cambia, si, habrá personas que se sientan algo incómodas, pero se darán cuenta que caminar con los zapatos de otra persona, es completamente diferente a cómo lo ves desde tu punto de vista, es decir, desde tus zapatos.

Todas las dinámicas que hagas en la charla, serán recordadas. Quizá no recordarán lo que les dijiste, o al menos todo. Pero si aquella dinámica en la que tuvieron que descalzarse, o cerrar los ojos y ser guiados, etc.

Son dinámicas que facilitan la comunicación, la coordinación, el encuentro entre personas, mirarse a los ojos, ayudarse o empatizar. Para la cohesión de un grupo son importantes, sobre todo en empresas, y en  el resultado y la productividad posterior, hay grandes diferencias.

Así que, si en algún momento vas a dar una charla, y el tema da de si para hacer una dinámica, hazla, haz que las personas participen y sientan que son parte del momento. Además de ganar en energía, harás que sea un momento inolvidable.

 

Y ahora, puedes ver el vídeo donde una de nuestras alumnas nos preguntaba sobre el tema.

Ex-Policía transformado en Emprendedor en 2012, autor de 3 libros best seller, y Workaholic 100% obsesionado con la oratoria y el arte de hablar en público 😉