Qué es y Cómo Lanzar un Curso en Preventa para No Perder Tiempo o Dinero

Cuando te planteas crear un curso online, hay muchas personas que , equivocadamente, primero crean el curso completo, están unos meses creando todos los contenidos, y después, lo ponen a la venta.

Llevar este orden es un error, ya que nadie te garantiza que vayas a vender el curso una vez creado.

Lo más adecuado, y que hace que no pierdas ni tu tiempo ni tu dinero, es crear un curso en Preventa.

Un curso en Preventa tendrá un planteamiento de los contenidos bien claros, con el desarrollo de los apartados, no se trata de crear un curso y solo ponerle el nombre.

Haremos un planteamiento del curso donde será necesario saber:

  • el nombre completo del curso
  • los módulos que llevará
  • las lecciones dentro de esos módulos
  • si lleva o no algún bono
  • los beneficios que se obtendrán tras realizar el curso
  • el tiempo que tardará un alumno en realizarlo
  • si se entrega de golpe o se entrega, por ejemplo, semanalmente

Y todos esos detalles, que son fundamentales para que un alumno que vea tu landing page donde estará todo el contenido, pueda darse cuenta si es el curso que necesita.

No significa que tras comenzar a realizar el curso puedas cambiar alguna cosa o reordenarla, simplemente lo explicas y listo.

Una vez planteado todo el curso, puedes hacer, si lo deseas, las primeras lecciones del primer módulo, digamos la primera semana del curso, esto no lleva el mismo trabajo ni tiempo que si tuvieras que hacer  el curso completo, pero  te dará la libertad de saber que ya, nada más que se apunten, tendrán acceso al curso de forma inmediata.

Muy bien, ahora ya tienes el curso planteado.

Ahora viene la preventa. Como se explica en el vídeo puedes hacer dos tipos de preventa (escucha el vídeo para saber qué tipos son), y es ahora cuando vas a realizar las acciones de marketing correspondientes.

Vas a vender el curso con publicidad, email marketing, redes sociales, etc… para empezar por ejemplo, en unos 7-10 días. Así será que, si lo compran, podrás comenzar con los primeros módulos e ir creando según pase el tiempo.

Es la manera más inteligente de crear un curso, la que te permite ahorrar tiempo y esfuerzo. Porque en el caso de que no vendas el curso, solo has invertido el tiempo de plantearlo y quizá hacer el primer módulo, que te puede haber llevado un mes, y no a lo mejor, un año.

El tiempo también es dinero.

Aquí te dejo el vídeo donde explico esas dos formas de promoción que te comentaba, que serán diferentes si son para tus clientes o para prospectos.

¡No te lo pierdas!

¡Hasta pronto!

Ex-Policía transformado en Emprendedor en 2012, autor de 3 libros best seller, y Workaholic 100% obsesionado con la oratoria y el arte de hablar en público 😉